FlagMiércoles, 30 Septiembre 2020

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

 

En las últimas dos décadas la videovigilancia ha avanzado de forma acelerada. Actualmente, los integradores pueden adquirir en el mercado cámaras IP que ofrecen control total en red, cámaras megapíxel con imágenes en alta definición o cámaras con función PTZ (movimiento horizontal, vertical y zoom) con control de dirección remoto. Aunque estas características son impresionantes no resuelven todos los desafíos a los que se enfrentan las soluciones de vigilancia.

Importancia de la iluminación en el desempeño de la cámara

La iluminación, o la falta de esta, es un factor que incide de forma significativa en la calidad del video que capta una cámara. Es una creencia extendida que los postes de luz emiten una cantidad de luz suficiente para la vigilancia. La verdad es que estos dispositivos no proporcionan suficiente luz ni están estratégicamente ubicados para optimizar la captura de objetos y el monitoreo por video. 

Para satisfacer la necesidad de una mejor iluminación, los fabricantes de video han lanzado al mercado cámaras con luces integradas, cuya efectividad ha mostrado ser limitada. Actualmente, la mejor solución de iluminación para un sistema de vigilancia es un iluminador independiente. Veamos por qué.

Desafíos de los iluminadores integrados

Las cámaras integradas o cámaras con iluminadores infrarrojos (IR) incorporados, son prácticas. Estas soluciones integrales de vigilancia e iluminación ofrecen la máxima facilidad de uso. Los tipos más comunes de cámaras de seguridad con infrarrojos son las cámaras de visión diurna/nocturna o en blanco y negro. Estas cámaras suelen tener varias luces LED (diodo emisor de luz) IR alrededor de la lente. Las cámaras de visión nocturna son efectivas para aplicaciones de corta distancia ya que normalmente capturan objetos a una distancia de hasta 30.48 metros.

Si bien las cámaras con infrarrojos son útiles en el monitoreo a corta distancia, instalar estos sistemas plantea desafíos significativos. Las cámaras integradas suelen generar zonas de alta luminancia, éstas aparecen cuando el ángulo de la lente de la cámara es más amplio que el campo de visión del LED. Supongamos, por ejemplo, que usted tiene una cámara con un ángulo de 90 grados, pero cuyo ángulo de iluminación es de solo 30 grados; el efecto es similar al que ocurre cuando una persona ilumina a alguien con una linterna y le toma una fotografía: la persona o el objeto quedan con una apariencia descolorida.

Cuando los LED están ubicados dentro de la cámara y al lado de otros componentes electrónicos, puede ocurrir una acumulación de calor. El calor, a su vez, atrae insectos que pueden activar la función de detección de movimiento y disparar falsas alarmas. Otras veces las arañas son atraídas por la luz y tejen sus telas alrededor de la lente de la cámara obstruyendo su campo de visión.

Adicionalmente, la acumulación de calor deteriora la luz LED y reduce su vida útil. Una vez que las luces se queman no hay una manera fácil de reemplazarla, a menudo el usuario final tiene que reemplazar toda la cámara. Sin embargo, la mejor opción es instalar una fuente de luz independiente.

Eliminar las zonas de alta luminancia

Los iluminadores independientes son la mejor opción que existe actualmente en el mercado gracias a su cobertura y flexibilidad. Mientras que las luces infrarrojas incorporadas y fijas tienen ángulos reducidos que solo brindan una cobertura parcial, los iluminadores independientes vienen en una amplia variedad de ángulos que pueden brindar total cobertura. Por ejemplo, cuando un integrador está trabajando con una cámara PTZ, puede instalar un soporte triple con capacidad para tres iluminadores de 120 grados que pueden orientarse en direcciones diferentes. El resultado son 360 grados de iluminación. De la misma manera, un integrador puede combinar una cámara tipo domo con un iluminador de 10 grados para monitorear a un área específica de interés como un portón o una puerta.

Al instalar una luz cuyo ángulo de iluminación coincide directamente con el ángulo de la lente de la cámara, se eliminan las zonas de alta luminancia. Los usuarios finales pueden disfrutar de una iluminación consistente y de una imagen nítida. Normalmente se pueden adquirir luces que ofrecen coberturas de 10, 30, 60, 100 y 120 grados.

Preservar la vida útil de las LED

Los iluminadores independientes no tienen el problema de la acumulación de calor. En las cámaras infrarrojas todo el calor está centralizado en el área de la lente de la cámara. Las fuentes de luz independientes tienen un diseño diferente de tal manera que las luces, por lo general, están dispuestas en hileras, lo cual permite que el calor se disipe en todas las direcciones. Esto no solo mantiene alejados a los insectos sino que además preserva la vida útil del LED.

Aumentar las distancias

Otra ventaja de los iluminadores independientes es que captan la luz a mayores distancias. 

Una cámara con infrarrojos incorporados, ubicada en la esquina de una calle, brinda una cobertura de 10 grados y tiene una capacidad para captar objetos a una distancia de hasta 30.48 metros. Por otro lado, una iluminación infrarroja independiente que emite iluminación de 10 grados puede cubrir una distancia de más de 274.32 metros. Esto significa más de nueve veces el promedio de una cámara integrada.

Por último, instalar una fuente de iluminación independiente libera ancho de banda en la cámara. En una época en la que las cámaras están capturando más información que nunca, es importante maximizar el espacio de almacenamiento de su cámara. Los iluminadores independientes le ayudan a lograrlo.

Crear conciencia

Está claro que las fuentes de luz independientes brindan una iluminación más potente y adaptable. No obstante, si no existe una comprensión general acerca de la necesidad fundamental que constituye la iluminación en las soluciones de seguridad, el conocimiento sobre los diferentes productos de iluminación no pasará de ser una cuestión puramente intelectual, sin implicaciones prácticas.

En general, muchos profesionales del sector de la seguridad están mal informados en lo referente a la iluminación. Las personas olvidan que sin luz no hay video y que una cámara solamente captará las imágenes de video que la iluminación de su entorno le permita. 

Entonces, ¿qué puede hacer usted? Puede crear conciencia entre sus colegas acerca de la importancia de contar con una iluminación adecuada. Puede compartir recursos de capacitación y seminarios educativos en línea. Puede revisar estudios de caso y testimonios. Puede dotar a su equipo de las habilidades y los conocimientos necesarios, y puede decidirse a invertir en iluminación de alta calidad.

 

Eddie Reynolds, Presidenta y directora general de Iluminar