FlagMiércoles, 28 Octubre 2020

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

huella

 

El fraude de medicamentos es una amenaza cada vez más seria para la salud pública en todo el mundo. Esta problemática tiene numerosos factores para analizar: desde la falsificación y producción de fármacos de bajo y alto costo, hasta el robo de drogas originales para su comercialización ilícita; incluso hay que considerar delitos como la suplantación de personas o la alteración de órdenes médicas: desfalcos que en definitiva atacan directamente a las finanzas de los sistemas de salud.

Un ejemplo de este último punto ocurrió en Colombia hace dos años. En este país las autoridades locales desmantelaron una red que logró un millonario desfalco al Sistema General de Seguridad Social en Salud a través de la falsificación de órdenes médicas con las que se autorizaban costosos medicamentos que luego eran vendidos en el mercado negro.

En esa misma operación, se confirmó la existencia de un cartel especializado en reclamar de forma fraudulenta medicamentos de alto costo para enfermedades dermatológicas, además de otros padecimientos como la artritis reumatoide y el cáncer de próstata.

En realidad, son varios los casos en el mundo que presentan este tipo de delitos, y América Latina no está exenta de ellos. Desafortunadamente muchos sistemas de salud en la región no tienen la infraestructura necesaria para evitar este tipo de estafa.

Sin embargo, existen algunas iniciativas para enfrentar esta amenaza. En Perú, por ejemplo, la industria de la salud está buscando cada vez más el uso de la biometría como método de autenticación para la entrega de medicamentos.

¿Cómo se puede combatir el fraude de medicamentos con biometría?

Saber con certeza quién está realizando una transacción es una parte esencial para una solución contra los fraudes, por eso cabe señalar la gran efectividad de los sistemas biométrico como método para la autenticación personal.

La autenticación biométrica cuenta con diferentes usos y beneficios para los sistemas de salud; uno de ellos, el de evitar la suplantación de pacientes, afiliados o empleados.

Como se mencionó anteriormente, hay delincuentes que suplantan la identidad de otra persona para reclamar la droga y posteriormente venderla en el mercado negro. Con la validación biométrica como mecanismo de autenticación para este trámite, sobre todo para los medicamentos más fuertes y costosos, se reduciría significativamente este delito, gracias a la potente protección contra falsificación de identidad que representa el uso de esta tecnología.

En lo que respecta a la biometría dactilar, por ejemplo, existen diferentes tecnologías para atender necesidades específicas y con características particulares para cada aplicación de uso.

Por un lado se encuentra la tecnología óptica, muy popular y difundida a nivel mundial. De igual manera contamos con la capacitiva, tecnología biométrica de bajo consumo, utilizada para la autenticación en aplicaciones móviles como laptops, tabletas y otros dispositivos.

Existen también otras tecnologías más completas y avanzadas para la detección del dedo falso como la multiespectral, que hace posible que los lectores y módulos biométricos utilicen espectros múltiples de luz y técnicas avanzadas de polarización para extraer características únicas de la huella dactilar, tanto de la superficie de la piel como de la subdermis. Es decir, la tecnología identifica tanto las características de la superficie de la piel como una capa interna irrigada por el torrente sanguíneo.

Esto permite una identificación inmediata, incluso en condiciones adversas, como cuando el usuario tiene el dedo mojado, grasoso, sucio, lesionado, o su huella está desgastada.

Con el uso de estas técnicas no habrá forma de que una persona se haga pasar por otra. Esta es una ventaja que se puede aprovechar tanto en dicha gestión de medicamentos como en los diferentes procesos operativos de los hospitales, clínicas, sanatorios o farmacias de un sistema de salud.

5 beneficios adicionales del uso de biometría en el sector de la salud

Además de contrarrestar el fraude en la entrega de medicamentos, con un sistema adecuado de identificación biométrica los profesionales de la salud pueden establecer un vínculo fundamental entre un paciente y sus registros. Esto a su vez puede limitar o eliminar la inútil duplicación de registros, optimizar las operaciones y otras ventajas como las siguientes:

1. Optimización de tiempo: este es uno los mayores beneficios que puede brindar la biometría como método de autenticación. En vez de que un paciente llene formularios y presente su identificación en taquilla, basta que apoye el dedo en un lector, y así resuelve todo el proceso de su acceso a los servicios.

2. Por otro lado, contribuye con la comodidad de los pacientes, al ser un recurso conveniente en los procedimientos con la población de la tercera edad, a quienes por diferentes razones les es más difícil completar los registros de ingreso. Con los recursos correctos, se puede hacer el proceso de autenticación a través de la lectura de huellas sin importar el deterioro que pudiera tener el paciente en la piel.

3. Más allá de evitar la mala identificación de los pacientes, este método también reduce las negligencias (errores) médicas en cuanto a confusión de diagnósticos, recetas de medicamentos, asistencias innecesarias, entre otras situaciones que pueden incomodar y afectar la salud de los pacientes.

4. Asimismo, esta tecnología se puede aplicar para la identificación del personal, y así poder asegurar un registro apropiado sobre el cumplimiento de los protocolos impuestos en cada entidad prestadora de salud.

5. De igual forma, hay que resaltar el aporte de la biometría para mejorar la interoperabilidad de los sistemas de salud, lo cual ayuda a las organizaciones a compartir los datos entre sus entidades, incluso con los ministerios de gobierno, y así prevenir la duplicación de los esfuerzos de registro.

Finalmente, y enlazado con el tema de la interoperabilidad, cabe mencionar una novedosa iniciativa que está adelantando el Gobierno argentino, la cual le permite a los padres realizar el trámite del documento de identidad de un bebé entre las 24 y las 48 horas de nacido y desde el mismo establecimiento sanitario. Esto a través de un dispositivo electrónico que toma la fotografía del bebé y sus huellas dactilares para generar los datos biométricos en el mismo lugar del nacimiento; esa información viaja vía web hasta el Registro Civil, donde se cargan los datos para luego generar el trámite del DNI.

En conclusión, crear sistemas sólidos de identificación es una barrera bastante eficaz para evitar el fraude en la entrega de medicamentos. Por otro lado, una autenticación segura en periodos cortos de tiempo mejora la prestación de asistencia y, en definitiva, salva vidas.

Ya en Estados Unidos el 95 % de los hospitales utiliza tecnología biométrica y RFID para estos fines. Mientras, en América Latina, importantes instituciones prestadoras del servicio de salud de países como Chile, Colombia y México también han implementado soluciones biométricas para reconocer y validar a sus pacientes y afiliados.


Ing. Sergio Mazzoni, director de ventas para América Latina de la Unidad de Negocios de Extended Access Technologies de HID Global.