FlagLunes, 15 Octubre 2018

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

 

En las últimas dos décadas la videovigilancia ha avanzado de forma acelerada. Actualmente, los integradores pueden adquirir en el mercado cámaras IP que ofrecen control total en red, cámaras megapíxel con imágenes en alta definición o cámaras con función PTZ (movimiento horizontal, vertical y zoom) con control de dirección remoto. Aunque estas características son impresionantes no resuelven todos los desafíos a los que se enfrentan las soluciones de vigilancia.

 

Las empresas están en constante evolución, y ello conlleva la necesidad de evaluar regularmente sus necesidades de seguridad. Más tráfico peatonal, más puntos de entrada, una instalación física con difusión más amplia o simplemente una mayor sofisticación y complejidad – todos requieren empresas que aseguren que sus estrategias de seguridad mantienen el ritmo de crecimiento del negocio. Pero, ¿significa eso que hay que deshacerse con lo que ya ha invertido y adquirir un sistema nuevo de otra marca?

 

Para proteger transacciones bancarias, bases de datos de empleados y proveedores, incluso, movimientos contables, es fundamental que una compañía tenga una política de acceso a la información. Esta política incluye protocolos sobre la manera en que se deben proteger los datos al interior y en ambientes externos a la empresa, en especial cuando hoy muchas organizaciones tienen en sus modelos de trabajo el Bring Your Own Device, que en español significa “trae tu propio dispositivo”. Esta tendencia permite a los trabajadores llevar sus dispositivos portátiles personales para el desarrollo de tareas propias de sus funciones, lo que a su vez, implica conectarse a la red interna y hacer uso de recursos corporativos.

 

Estos espacios que permanentemente reciben miles de personas, han sido escenarios de hechos violentos que han obligado a que los gobernantes ideen nuevas estrategias de seguridad que los vuelvan inmunes a estos actos delictivos.

 

La sostenibilidad es un importante factor incorporado a las operaciones de Axis y juega un papel clave en nuestro crecimiento. La tomamos en cuenta en todos los procesos de la compañía y en la totalidad de nuestra cadena de valores. Este mundo en constante transformación, en el que aumenta la necesidad por soluciones de video y seguridad cada vez más personalizadas, nos invita a encontrar nuevas formas de hacer negocios. Por eso, hemos adoptado numerosas iniciativas para participar e impulsar este desarrollo, y la sostenibilidad seguirá siendo una parte intrínseca de las operaciones y los procesos  de la compañía. 

 

La informática basada en la nube de datos ha penetrado casi en todas las industrias y seguirá moldeando el sector de la seguridad y vigilancia. La seguridad ya puede venderse como un servicio a distancia, ahorrando capital humano y otros recursos valiosos que ya no tienen que estar en el lugar en cada punto que requiera vigilancia. El uso de sistemas de seguridad de acceso seguro y remoto irá en aumento, a esta tendencia se sumarán usuarios finales que busquen las ventajas de poder monitorear correctamente sus propiedades y eventos en tiempo real, sin tener que estar físicamente presentes. 

 

Como si se tratara de una película de ciencia ficción, en donde la tecnología es capaz de predecir el futuro de los delincuentes y sirve para disuadir la concreción de sus actos delictivos, los sistemas de reconocimiento facial ayudan a prevenir cualquier intento de robo. De hecho, esta herramienta se ha vuelto más popular en los últimos años, especialmente en el sector retail.