FlagLunes, 25 Junio 2018

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

exposeguridad

 

Con el fin de hacer frente a la creciente inseguridad en México, el gobierno nacional destinó a través sus diferentes dependencias una partida de 10 mil millones de dólares (219 mil millones de pesos mexicanos), lo que convierte al presente año en un período clave para la industria de la seguridad en el país. Lo anterior se desprende del más reciente webinar “Presupuesto Gubernamental de Seguridad en México: Reglas y Oportunidades en 2018”, ofrecido por el especialista en política pública y seguridad Mario Arroyo Juárez.

El experto, que también es el vocero de Expo Seguridad México, mencionó que además de México varios de los países de la región iniciaron el presente año con noticias negativas en cuanto a seguridad y comentó, por ejemplo, los recientes atentados contra policías en Ecuador y Colombia, además del deterioro y laxitud de las políticas preventivas en regiones como Brasil y Argentina

En ese sentido, Mario Arroyo sugirió a los estamentos públicos establecer planes de inversión en materia de seguridad, a fin de evitar que los recursos asignados por el gobierno sean usados en proyectos poco eficientes. “No es por falta de recursos, lo que se debe hacer es destinar estos fondos inteligentemente, esto significa orientar mejor el gasto, imponer controles, objetivos e indicadores, eliminar despilfarros y especialmente, combatir la corrupción”, señaló.

Puntualmente para este año, el Fondo de Aportaciones de Seguridad Pública (FASP) recibió 7 mil millones de pesos mexicanos para las entidades federativas del país; el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG) dispondrá de 5 mil millones de pesos mexicanos que podrá utilizar, por ejemplo, en tecnologías, equipamientos e infraestructura para la seguridad; y el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (FORTAMUN) tendrá casi 15 mil millones de pesos mexicanos para apoyar las iniciativas de seguridad en diferentes municipios y las 16 delegaciones del Distrito Federal.

La solución para la situación de seguridad de México, según Mario, pasa por generar nuevos modelos de conocimiento, información y comunicación que mejoren las acciones de seguridad, además de contar con un sistema de información que sea oportuno y que permita la minería y auditoría de datos.

Con el fin de que esto sea posible, el experto aseguró que es necesario contar con una sociedad vigilante y propositiva, en donde los Gobiernos federales y municipales participen activamente en el mejoramiento de la seguridad del país.