FlagLunes, 22 Abril 2019

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

netscope malware

 

Netskope ha identificado a través de Netskope Threat Research Labs, varios ataques dirigidos contra 42 entornos de clientes, principalmente a gobiernos y bancos.

Los atacantes responsables emplearon la plataforma de computación Cloud de Google (GCP) App Engine para distribuir malware a través de archivos PDFs utilizados como señuelo. Tras una investigación, Netskope puede confirmar la evidencia de estos ataques contra gobiernos y empresas financieras en todo el mundo. De hecho, es probable que varios de estos señuelos estuvieran relacionados con el desgraciadamente célebre grupo de ciberdelincuentes Cobalt Strike.

“Los ataques se realizaron por medio de PDFs que actuaban como señuelo, redireccionando el tráfico de la URL de GCP a otra URL falsa, donde se alojaba una carga útil maligna. Este ataque dirigido es más efectivo que los ataques tradicionales porque la URL del host apunta hacia la URL que aloja el malware, vía Google App Engine, consiguiendo que la víctima crea que el archivo se está entregando desde una fuente de confianza como Google”, expresa Ashwin Vamshi, Security Researcher de Netskope. “Gracias a las capacidades de protección avanzada contra amenazas de Netskope pudimos detectar el señuelo objetivo que identificamos como PDF_Phish.Gen y actuar en consecuencia”.

Nada es lo que parece

Los documentos PDF utilizados como señuelo tradicionalmente llegan como archivos adjuntos de correo electrónico a las víctimas. Los correos electrónicos están diseñados para contener contenido legítimo y entregar el malware de fuentes incluidas en la lista blanca. A menudo, dichos archivos adjuntos se guardan en servicios de almacenamiento en la nube, como Google Drive.

Compartir estos documentos con otros usuarios puede dar lugar a la aparición de un vector de propagación secundario como el efecto abanico de CloudPhishing. En este caso, el archivo de correo electrónico que contiene el documento de señuelo fue detectado por Netskope y se evitó el potencial despliegue.

Efectivamente, solo la protección avanzada contra amenazas de Netskope, diseñada para cloud y con capacidades de remediación y detección, ofrece a los clientes una plataforma capaz de comprender y responder ante tales ataques, evitando que se propaguen en los entornos cloud.

Respaldado por el equipo de Netskope Threat Research Labs, quienes continuarán supervisando los desarrollos del grupo Cobalt Strike, Netskope proporciona múltiples capas de detección de amenazas, incluyendo inspección antivirus estática y dinámica, detección de anomalías en el comportamiento de los usuarios, análisis heurístico, análisis de sandbox y motor de inteligencia artificial.

Principales recomendaciones

Además de una buena estrategia de seguridad, Netskope recomienda los siguientes puntos para combatir las campañas de phishing basadas en la nube:

• Comprobar el dominio del enlace. Este conocimiento permitirá diferenciar entre sitios de phishing/malware bien elaborados y sitios oficiales.

• Implementar una solución de visibilidad y control en tiempo real para supervisar las actividades de las cuentas en la nube permitidas y no permitidas.

• Integrar una herramienta de detección de amenazas y malware para IaaS, SaaS, PaaS y Web con detección y corrección de amenazas en tiempo real de múltiples capas para evitar que una organización propague sin saberlo amenazas similares.

• Realizar un seguimiento activo del uso de aplicaciones cloud no autorizadas y aplicar políticas de DLP para controlar los archivos y datos que entran y salen del entorno corporativo.

• Advertir a los usuarios sobre la apertura de archivos adjuntos no confiables, independientemente de sus extensiones o nombres de archivo.

• Recomendar a los usuarios que eviten ejecutar cualquier archivo a menos que estén muy seguros de que son benignos.

• Desmarcar la opción "Recordar esta acción para este sitio para todos los documentos PDF", incluso aunque el sitio parezca legítimo.

• Pasar el ratón por encima de todos los hipervínculos para confirmarlos antes de hacer clic en el enlace.

• Realizar un seguimiento activo de los enlaces URL añadidos a la lista "Siempre permitido" en el software del lector de PDF.

• Mantener actualizados los sistemas y el antivirus con las últimas versiones y parches.