FlagDomingo, 27 Mayo 2018

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

kaspersky

 

Como parte de su Iniciativa de Transparencia Global, Kaspersky Lab está adaptando su infraestructura para trasladar varios de sus procesos centrales de Rusia a Suiza. Esto incluye el almacenamiento y procesamiento de datos de clientes de la mayoría de las regiones, así como el ensamblaje del software, incluidas las actualizaciones de detección de amenazas. A fin de garantizar una total transparencia e integridad, Kaspersky Lab está tomando medidas para que esta actividad sea supervisada por una organización independiente, también con sede en Suiza.

La Iniciativa de Transparencia Global, anunciada en octubre de 2017, refleja el compromiso continuo de Kaspersky Lab para garantizar la integridad y la fiabilidad de sus productos. Las nuevas medidas son los siguientes pasos en el desarrollo de la iniciativa, pero también reflejan el compromiso de la compañía de trabajar con otros para resolver los crecientes desafíos que conllevan la fragmentación de la industria y la pérdida de confianza; la cual es esencial en la seguridad cibernética, y Kaspersky Lab entiende que la confianza no puede darse por hecho, debe ganarse reiteradamente a través de la transparencia y la responsabilidad.

Las nuevas medidas abarcan el traslado del almacenamiento y procesamiento de datos de varias regiones, la reubicación del ensamblaje de software y la apertura del primer Centro de Transparencia.

Hacia finales de 2019, Kaspersky Lab habrá establecido un centro de datos en Zúrich y en estas instalaciones almacenará y procesará toda la información de los usuarios en Europa, América del Norte, Singapur, Australia, Japón y Corea del Sur, a los que seguirán otros países. Esta información es compartida voluntariamente por los usuarios con Kaspersky Security Network (KSN), un sistema avanzado y basado en la nube que procesa automáticamente datos relacionados con las ciberamenazas.

Además reubicará en Zúrich su "software build conveyer", un conjunto de herramientas de programación utilizadas para ensamblar software listo para usar a partir del código fuente. Antes de que finalice el 2018, los productos de Kaspersky Lab y las bases de datos de reglas de detección de amenazas (bases de datos AV) comenzarán a ensamblarse y firmarse digitalmente en Suiza, antes de distribuirse a los endpoints de los clientes de todo el mundo. Esta reubicación garantizará que todo el software recién ensamblado pueda ser verificado por una organización independiente, y mostrará que las compilaciones y las actualizaciones de software recibidas por los clientes coinciden con el código fuente provisto para la auditoría.

El código fuente de los productos de Kaspersky Lab y las actualizaciones de software estarán disponibles para revisión por las partes interesadas responsables en un Centro de Transparencia dedicado, que también estará ubicado en Suiza y que será inaugurado este año. Además, esta estrategia demostrará que todas las generaciones de los productos de Kaspersky Lab fueron construidas y usadas con un solo propósito: proteger a los clientes contra las amenazas cibernéticas.

La firma está tomando medidas para que el almacenamiento y procesamiento de datos, el ensamblaje del software y el código fuente sean supervisados de forma independiente por una organización certificada para realizar revisiones técnicas de software. Dado que la transparencia y la confianza se están convirtiendo en requisitos indispensables para la industria de la seguridad cibernética, Kaspersky Lab apoya la creación de una nueva organización sin fines de lucro para asumir esta responsabilidad, no solo para la compañía, sino también para otros socios y miembros que deseen unirse.

Como principal proveedor mundial de soluciones de ciberseguridad, Kaspersky Lab siempre ha estado comprometida con las prácticas industriales más confiables, que incluyen una protección sólida de los datos transmitidos, estrictas normativas internas para el acceso a los datos, pruebas de seguridad continúas a su infraestructura y más. Con este nuevo conjunto de medidas, Kaspersky Lab busca mejorar significativamente la capacidad de recuperación de su infraestructura de TI ante cualquier riesgo de confianza, incluso teórico, y aumentar su transparencia para los clientes actuales y futuros, así como para el público en general.

Acerca del traslado de procesos y la apertura del centro de transparencia, Eugene Kaspersky, CEO de Kaspersky Lab, dijo: "En una industria que se encuentra en constante cambio como lo es la nuestra, tenemos que adaptarnos a la evolución de las necesidades de nuestros clientes, accionistas y socios. La transparencia es una de esas necesidades, y es por eso que hemos decidido rediseñar nuestra infraestructura y trasladar nuestras instalaciones de procesamiento de datos a Suiza. Creemos que tal acción se convertirá en una tendencia mundial para la seguridad cibernética y que se popularizará una política de confianza como requisito básico clave en toda la industria”.