FlagDomingo, 27 Mayo 2018

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

gemalto

 

Sergio Muniz, Director para Latinoamérica de la división de Seguridad Cibernética de Gemalto, dio a conocer las perspectivas de negocio que los canales interesados en proteger la información de sus clientes pueden aprovechar, dado el panorama de ataques que han registrado recientemente. De acuerdo con la firma, un “dato cifrado no es rentable para individuos u organizaciones que roben información o intenten defraudar a la víctima”, explicó.

Es decir, a las verticales históricamente más atacadas (banca, gobierno, telecomunicaciones) se anexaron otras verticales como e-commerce, transporte, educación, logística y salud porque manejan entre sus operaciones el uso de Big Data. Así que en términos de rentabilidad para el cibercrimen, los atacantes buscan apoderarse de ese cúmulo de información para venderlo en el mercado negro.

La perspectiva de negocio de Gemalto es proteger el acceso a dicha información y si llegara a presentarse un caso de robo de datos, al encontrarse de manera cifrada deja de ser rentable para el atacante porque tendría que invertir más tiempo, recursos y dinero en un intento por llegar a la información que tiene almacenada pero que todavía no puede hacer uso.

Desde la perspectiva de negocio, el objetivo se logra con dos soluciones. La primera permite cifrar los datos a través de un certificado válido, generado por las llaves que son propiedad de la empresa. Una segunda solución se encarga de la administración de dichas llaves al crear perfiles de usuario con distintos derechos de acceso y modificación. Ambas soluciones pueden alojarse en infraestructura del cliente o en la nube de Gemalto.

La ventaja es cada solución es administrada de manera independiente y la empresa tiene a su favor agregar una capa de seguridad adicional para controlar (y en su caso saber) quién está ingresando a la información, tener certeza de la privacidad al momento de hospedar sus datos en una infraestructura de terceros (Cloud) y sobre todo que continuarán teniendo control.

El canal puede llevar a sus clientes soluciones con doble factor de autenticación en la nube, con token físico, o en una aplicación para smartphones. Esa conveniencia de uso será cada vez más relevante considerando que 35% de los datos corporativos del mundo están alojados en un modelo Cloud, y la tendencia indica que el porcentaje podría ir en aumento.
Las soluciones mencionadas son atractivas para cualquier empresa interesada en proteger datos propios o si manejan datos de terceros. Sergio Munoz de Gemalto citó el caso de un laboratorio clínico que ofrezca a sus usuarios finales la posibilidad de consultar su expediente en internet. De no contar con una robusta plataforma de seguridad digital, el cúmulo de datos históricos asociados a datos del paciente significan un enorme potencial de interés para delincuentes cibernéticos.

Ya que dicho perfil empresarial recae lo mismo PyMEs que corporativos, Gemalto buscará acercamientos con canales posicionados en cada vertical de negocio y reclutará interesados en ofrecer las soluciones conformadas por software, hardware y biométricos.